lunes, 14 de julio de 2014

Los buenos y los malos momentos.


Buenas noches aliciia de Amilcar (me encanta ese nombre) y cada vez que lo pronuncio o lo escribo no puedo evitar que mi rostro se ilumine con una sonrisa, me hace sentir bien pronunciar ese nombre.
El día que me elegiste como Amo mi vida cambió, no soy un Amo al uso y nadie mejor que tú lo sabe, pero es que no puedo serlo, porque tú no eres una sumisa cualquiera mi niña, eres una persona increíblemente hermosa en todos los aspectos, como mujer, como amiga, como sumisa y lo único que hago mi niña es intentar estar a la altura, nada más.
Me gusta mandar, negarlo sería estúpido por mi parte, pero no de cualquier manera. Me gusta tu educación como sumisa, me gusta tu obediencia pero al mismo tiempo me encanta tu rebeldía, tu “insumisión” aunque también es justo reconocer que hay días que te colgaría por los pulgares una semana entera.
aliciia decir a estas alturas que te amo no va a sorprender a nadie y espero que ningún dominante con carácter se escandalice de que este enamorado de mi sumisa. No sé sí es bueno o malo, no sé sí sé pierden puntos como Amo al enamorarse de la sumisa, pero… sea como fuere, me da igual, no voy a cambiar eso, y no lo voy a cambiar por una sencilla razón, porque soy el hombre, el Dominante y el Amo más afortunado y feliz de la tierra y todo eso por tu culpa simple y llanamente.
Bueno vamos ahora a la parte que originó este escrito, que no es otro que los buenos y malos momentos y las palabras que me has dedicado. aliciia de Amilcar claro que no le doy importancia a lo que hago por ti porque como Amo me siento orgulloso de lo que hago, no son los buenos o malos momentos mi amada sumisa, eres tú, tú como persona eres lo más hermoso que puede desear un Amo, tú como sumisa eres la que inspira todo lo bueno que hay en mí y consigue hacerlo salir al exterior, como no voy a cuidar a mi sumisa, como no voy a sostenerla cuando lo necesite, como no voy a levantarla cuando lo requiera, si es ella precisamente la que con su educación de sumisa, con su buen hacer, con el respeto que muestra día a día por su Amo la que inspira en su Amo todas sus buenas acciones. Es un orgullo, un placer y una obligación para un Amo cuidar a su sumisa, pero si además su sumisa es una persona merecedora hasta el extremo de todo eso, con más motivo todavía.
En cuanto al látigo y a la fusta ambos decidiremos cuando será el momento tanto de sostenerlos como de usarlos, puesto que ambos los “usaremos” aunque de distinta manera.
Creo que no debo alargarme más, simplemente quiero darte las gracias aliciia de Amilcar, gracias por haberme elegido como Amo, gracias por dejarme estar a tu lado en los buenos y en los malos momentos, gracias por dejarme ser tu pilar de sujeción, gracias por tener el privilegio de poder amarte y ser correspondido.
Te amo aliciia de Amilcar.


                                                                                                          Amilcar

lunes, 7 de julio de 2014

Pasaba por aquí...

Como reza el título de esta entrada .... simplemente "Pasaba por aquí..."

ali, siempre me dices que este blog es tan tuyo como nuestro y muchas veces me echas en cara el no aparecer, el no escribir, el no estar... es cierto, pero ... siempre he creído que este es tu rincón, mi labor aquí no es la de escribir, sino la de estar por si necesitas mi ayuda, y aún así, a veces hago acto de presencia, quizás para decirte que estoy bien, que aunque no hablemos como antes... estoy bien.

Sobra decirte que te quiero un montón, que me encanta verte feliz, contenta, genial, llena de ánimos, de fuerza para comerte el mundo.

Es cierto que desde que estás con tu Sr. Amilcar puedo aislarme y perderme sin temor, sé que si algo pasa él estará a tu lado, sé que si me necesitáis, cualquiera de los dos puede localizarme siempre y lo más importante sé que estando él cerca nada ni nadie podrá hacerte daño, quizás para mí eso es lo más importante, saber que nada ni nadie podrá hacerte daño nunca.
Eso me aporta tranquilidad, calma, seguridad plena de que aun teniendo momentos malos estarás bien.

Sabes que raro es el día que aparezco y no te dejo un tema, y aunque tus gustos y los míos son muy dispares, me gustan mucho las baladas metal, me aportan un algo diferente... y entre ellas te regalo quizás la que más me gusta y además ... es de mi tierra!!!
Te quiero princesa!!!

AmstelCee

jueves, 3 de julio de 2014

En lo bueno y en lo malo.....


Si.... incluso la mas tenaz guerrera, flaquea y cae alguna vez.

Toda persona por muy fuerte que sea, tiene momentos en los que por las circunstancias que le rodean, pueden llagar a ver superada su capacidad de resistencia psicológica y mental. Entonces se bloquea, una nube espesa la rodea, no encuentra soluciones, no ve salida y la impotencia hace mella, creándole una gran angustia interior.

Es en momentos como estos cuando la figura del BUEN AMO toma relevancia.
Me resulta impresionante ver cuan grande puede llegar a ser la paciencia, el temple y el cariño de un Amo por su sumisa.... que no puedo mas que sentir una gran amor y devoción por Él.
Cuando mis lagrimas han bañado mis mejillas, es Él quien a estado ahí para secarlas y besar mis enrojecidos y húmedos ojos, es  Él quien intenta levantarme, quien me sostiene, me cuida y pasa noche tras noche quitándose horas de sueño por estar conmigo. Noches que pasamos hablando de mis problemas, en los cuales intenta ayudarme de la única forma que puede, dedicándome su tiempo, escuchando pacientemente, aconsejándome y hablándome.... incluso de "tonterías", trivialidades hasta algún que otro chiste puede caer en la noche, cualquier cosa con tal de mantenerme distraída para que mi cabeza no de tantas vueltas. Únicamente así consigo un respiro, una bocanada de aire fresco que llena mis pulmones y me hace evadirme un poco durante un rato... y me lo da Él... mi Amo.


Admiración, esta es una palabra no valida para todo el mundo... pero es lo que ven mis ojos cuando lo miro.
Como no admirar a una persona la cual cuando le muestras tu agradecimiento te dice...
- "No tienes nada que agradecerme mi niña, yo no hago nada, simplemente te amo y me duele verte así".
Y yo cuando le oigo decir "Simplemente te amo" me pregunto.... ¿hay algo mas grande para una sumisa, que sentirse amada por su Señor? para mi, no.

Me emociono cuando siento tanto amor en sus actos y en sus palabras, cuando veo que siendo quien es y teniendo el poder que tiene sobre mi y que yo misma le otorgue al entregarme a Él, es tan humilde que no ve valor alguno en todo lo que hace por mi.
Estas cosas son las que diferencian a unas personas de otras, porque sostener un látigo o una fusta es muy fácil (y digo "sostener" porque su uso tampoco es apto para cualquiera). Un Amo no es mas Amo por conseguir tener la sumisa con mas resistencia al dolor llevándola al limite, ni por tener a la mas obediente que al final termina diciendo a todo "si Amo" mas por temor y miedo que otra cosa, todo lo contrario.... lo difícil, lo complicado y donde realmente hay que estar a la altura es cuando llega el momento de cubrir todas las necesidades de la sumisa, y estas no son solo sexo, entrega, obediencia, etc... también esta la necesidad de sentirse querida, cuidada y protegida, y eso Señores..... no todos están capacitados para hacerlo.

Por eso hoy desde aquí y con estas palabras llenas de sentimiento, le digo....

Gracias mi Señor por estar ahí cada día, por no dejarme desfallecer y ser mi firme pilar de sujeción.
Se que que aun leyendo esto seguirá pensando que no hace nada, incluso que no es merecedor de este reconocimiento de sus valores (lo cual opino... no es nada para lo que merece) pero ya cuento con eso, su humildad no le permite verlo de otra forma. Pero simplemente véalo como una necesidad mía, sentía una enorme necesidad de hacerlo y aquí esta. Le amo mi Señor.

aliciia de Amilcar.